8 claves necesarias antes de aprender una terapia alternativa

En mi vida la primera terapia alternativa que aprendí fue el Reiki, esta terapia me abrió las puertas a mostrarme que existía una infinidad de terapias en el mundo por aprender y claramente mi alegría fue inmensa al darme cuenta de este descubrimiento.

Sin embargo lo que desconocía era que no todos los que aprendíamos una terapia queríamos ser terapeutas, muchos son los que solo quieren aprender, pero no se sienten listos para ser sanador o terapeuta, por ende no practican lo que integraron, y lo aprendido, queda en el baúl de los recuerdos.

Al seguir avanzando en este mundo alternativo me di cuenta que muchas terapias provienen de una canalización energética ¿qué es esto? Es energía que uno recibe del universo y se trasforma en información hacia la mente de quien logra estructurar un objetivo claro.

Gracias a las vivencias que he tenido hoy puedo compartirles qué es lo necesario para empezar a aprender una terapia alternativa.

1. Cuando pienses en aprender una terapia alternativa, no te dejes llevar solo por los beneficios o por el ‘’poder’’ que te entregará esta enseñanza.

2. No pienses que llegarás a la iluminación espiritual al aprender una técnica de sanación, ya que nada se logra sin esfuerzo y constancia.

3. No pienses que ya eres una persona espiritual por aprender o tener algún certificado como sanador o terapeuta. Primero pregúntate, ¿he trabajado lo suficiente en mi ser como para lograr ser una persona espiritual?

4. Si ya estás listo para aprender, entonces una vez que termines tu aprendizaje, empieza por sanarte a ti mismo antes de empezar a sanar a otros.

5. Nunca está de más investigar sobre la técnica o conocer quién imparte la técnica, eso te dará mucha seguridad a la hora de determinar una elección.

6. Si realmente quieres aprender una terapia, se respetuoso con quien imparte esta enseñanza, eso dirá mucho de ti y de tu entusiasmo.

7. Si ya aprendiste varias terapias, no las mezcles ya que el resultado no siempre es favorable para el paciente, por lo tanto lo correcto es terminar el proceso de una para empezar otra.

8. Por último y no menos importante, cuando aprendas una terapia nunca olvides que el mayor ingrediente es el amor y la vocación por el servicio antes que todo.

Debemos comprender que a pesar de aprender una técnica de sanación, no seremos quien sane cien por ciento al paciente, solo somos un canal o una vía para que el paciente encuentre el camino para sanarse, pero no somos dioses.

El 30% es parte del terapeuta y el 70% es parte del paciente para poder llegar a sanarse, ya que si el paciente no quiere sanarse o viene obligado a ti, nunca podrá lograrlo.

El “intercambio energético” es una prueba que te toca como terapeuta o sanador, ya que si no valoras tu energía y tiempo, el flujo de la abundancia en general no logra tener un movimiento en tu vida.

Siempre recordaré que me hayan dicho ‘’Si lo sientes será para ti, pero si no lo sientes no será tu camino’’ y eso es todo lo que tiene que prevalecer en ti.

Actualmente y gracias al universo he podido canalizar dos terapias de formación que hoy imparto con mucho amor y dedicación; Sanación en Frecuencia Solar Crística y Sanación Cristal Luvhian.

Cada vez me perfecciono aún más en lo que entrego y enseño y mi gran objetivo es formar terapeutas y sanadores con vocación de servicio así como también ser un canal o guía para ayudar a quien lo sienta en su proceso de sanación.